Parí­s redescubre a Marí­a Antonieta


marieantoinette.jpg

Destituí­a y poní­a ministros y embajadores a su antojo. Tuvo infinidad de amantes, tanto hombres como mujeres. Su marido, Luis XVI, no le hizo el amor hasta muchos meses después de casarse. Era en realidad una espí­a de Austria, gobernada por su hermano José II. Despilfarró miles de millones de francos en joyas y vestidos. Adoctrinó a sus hijos en los placeres de la masturbación. Descerebrada. Ví­ctima. Bulí­mica. Glamurosa. Hedonista. Mecenas de los mejores artistas. De Marí­a Antonieta se ha dicho casi todo, tanto en su época como hoy en dí­a. Ahora, una gran exposición en las Galeries Nationales du Grand Palais pretende centrar la verdadera identidad de quien fue la gran protagonista de la Francia de los años de la revolución.

La exposición, abierta del 15 de marzo al 30 de junio, reúne más de 300 piezas (pinturas, esculturas, objetos de arte, folletos…) provenientes de toda Europa que pretenden descubrir quién fue Maria Antonieta en realidad. El recorrido por su personalidad abarca toda su vida, desde su infancia en la corte de Viena hasta el cadalso de La Conciergerie.

Las Galeries Nationales du Grand Palais se encuentran en los Campos Elí­seos, muy cerca de la Place de la Concorde.

Los comentarios están cerrados.