Lorenzo Silva: “La esfera íntima de las personas se ha convertido en mercancía”


Lorenzo Silva presentó ayer su libro Tantos Lobos en el Eurostars Madrid Tower 5*, como parte de la decimocuarta edición de Wine & Books. Acompañado por el periodista especializado en novela negra Juan Carlos Galindo, Lorenzo Silva habló de los relatos que componen esta décima parte de la saga Bevilacqua y Chamorro, con los que confesó compartir solo una cosa: viajar mucho.

A continuación compartimos con vosotros la entrevista que mantuvimos con el autor antes de su encuentro Wine & Books.

Lorenzo Silva‘Tantos lobos’ es el décimo libro de la serie Bevilacqua y Chamorro, en la que la Guardia Civil tiene un papel protagonista resolviendo asesinatos. ¿Por qué es tan desconocida esta labor de investigación que se suele atribuir a la policía?

Desconocida lo es cada vez menos, pero es verdad que cualquier cuerpo policial tiene un cierto grado de opacidad, su labor no se puede hacer a plena luz del día. Hasta ahora su labor ha sido bastante endogámica, hermética. Algunos históricamente la han utilizado contra la población y otros siempre la han tenido enfilada por ser un puntal del Estado. Entre la utilización interesada y el encarnizamiento también interesado ha quedado poco sitio para una mirada un poco más ecuánime, que es lo que he intentado hacer.

¿Los protagonistas de la serie representan al cuerpo actual?

Sí, a estas alturas conozco a muchos guardias civiles, llevo 20 años y he acabado haciendo amigos. También he tenido la suerte de poder ganarme la confianza de unos cuantos, y eso me da un acceso muy directo para poder contrastar lo que hago con la realidad. Tampoco intento que las novelas sean documentales, pero la realidad es interesante y da juego novelesco. Por eso intento ser lo más veraz posible. La verdad de ese trabajo es muy interesante porque a fin de cuentas está en contacto con la naturaleza humana en el límite, que es lo que se da en los delitos contra las personas. Me parece que el material que te suministra la realidad es muy valioso, utilizando la fantasía es muy difícil igualarlo.

Las víctimas de los crímenes del libro son adolescentes conectadas a las redes sociales, donde reflejan todos los detalles de su intimidad. ¿Hay alguna razón para que sean todas chicas?

El primer relato de este libro me lo pidieron para publicar en un periódico como relato de verano, y así me surgió la idea de hacer cuatro historias en las que la víctima fuese un elemento vulnerable; y lamentablemente hay pocos elementos tan vulnerables en una sociedad como las mujeres jóvenes. Lo que hice fue variar la tipología de los depredadores, para empezar no todos son hombres.

“El material que te suministra la realidad es muy valioso, utilizando la fantasía es muy difícil igualarlo”

¿Hasta qué punto puede condicionar nuestras vidas este exhibicionismo digital?

Es un hecho de nuestro tiempo, la esfera íntima de las personas se han convertido en mercancía. Una mercancía que se vende con lucro por parte de agentes que han puesto en marcha herramientas muy poderosas. Condiciona la vida de todos nosotros, estemos ahí o no, y eso genera un espacio de interacción que también es une espacio de agresión y de investigación criminal. En el caso de Diana Quer o cualquier otro, la dimensión digital de la vida de la gente acaba siendo un espacio donde se buscan pistas decisivas. Mucha gente no es consciente de la cantidad de datos que deja.

¿Esa fue la razón de su abandono de Twitter?

A mí me llevan criticando mucho tiempo, mi trabajo está expuesto a la crítica pública y no me afecta especialmente. Pero tenía la sensación de que la herramienta que yo utilizaba para comunicarme con los lectores tenía una dinámica propia, me demandaba una serie de actividades que ya eran enriquecedoras para mí y me imponía más peajes que beneficios. Yo creo que las herramientas no son fines en sí mismas, y me pareció que debía cambiar y buscar una herramienta más adecuada, por eso he decidido abandonarla.

¿Tiene en mente su próximo libro?

Estoy con una novela que saldrá en mayo. [Durante la cata literaria Wine&Books le dio una pista más a Juan Carlos Galindo: “El detonante de la historia será un secuestro”. Esperamos la publicación para saber más].

Lorenzo Silva