Gala de entrega de premios del Madrid Tower de Fotografí­a


_mg_9256

Con la presencia de todos los premiados y más de 150 personas invitadas, se celebró el pasado 18 de abril la gala de entrega de premios a los autores de las diez fotografí­as escogidas por el jurado entre las más de 2.500 que participaron en la primera edición del Premio Eurostars Madrid Tower de Fotografí­a. Autoridades, jurado, principales responsables del hotel y del Grupo Hotusa… no faltaba nadie.

El acto tuvo lugar en la planta 30 del Eurostars Madrid Tower, con unas impresionantes panorámicas de Madrid desde lo alto.

Las fotos ganadoras, expuestas en gran formato, fueron el centro de atención de la velada. La ministra de Fomento, Ana Pastor, elogió, entre otras cosas, el tema elegido en esta primera edición del premio (Nuevas Arquitecturas de Madrid), puesto que la capital es una excelente muestra de diferentes estilos arquitectónicos, desde el herreriano de los Austrias al barroco de los Borbones o las tendencias más contemporáneas registradas en en los últimos años.

Amancio López, presidente del Grupo Hotusa, destacó la firme apuesta de la compañí­a hotelera por fomentar la creación artí­stica vinculada a la promoción de las ciudades en las se encuentra presente. De hecho, Grupo Hotusa ya cuenta con un premio homólogo en Barcelona, el Premio Eurostars Grand Marina de Fotografí­a, que ha celebrado doce ediciones y cada año recibe una alta participación con la aportación de imágenes de gran calidad artí­stica.

Os invitamos a todos a estar atentos, porque en breve se convocará la segunda edición del Premio Eurostars Madrid Tower de Fotografí­a. Os dejamos con las palabras de reflexión del ganador del primer premio, Santiago Barrio:

Sólo uno milí­metros son necesarios para que todo encaje tras el corto y repetitivo ritual de llevarse la cámara a la cara, cerrar un ojo y acariciar el disparador. Sólo unos milí­metros en alguna dirección… lo cambian todo, de repente… todo encaja, todo está ordenado, el caótico universo aparece perfectamente ordenado…y se mantiene asi…  cambiante, aquí­, y ahora, ya no hay algo «fotografiable» ni un «fotografiador» . ¿Quién puede pensar entonces en el resultado final? Ya no hay nadie para pensar.