El hotel Eurostars Anglí 4* busca nuestras reflexiones sobre el pasado remoto con la exposición “Tectíformes, Earth Colors, 地的色”


El hotel  Eurostars Anglí 4* de Barcelona acoge del 7 de marzo al 28 de abril la exposición Tectíformes, Earth Colors, de Manuel Alayo, que pretende hacernos reflexionar sobre el pasado y el misticismo, a través de motivos prehistóricos y colores extraídos de la tierra.

Se podrían decir muchas cosas sobre la obra de Manuel Alayo, pero la mejor manera de definirlo sería a través de este texto Josep Vallés Rovira, socio fundador de Asociación Catalana de Críticos de Arte (1996) y la Asociación de Críticos de Arte:

Densa materia, plástica textura. Reflejos adormilados.

 Luz, sin embargo roja, a veces refulgente, materia terrenal.  

Cuatro elementos: tierra, agua, fuego, aire. Encaprichados, vibrantes, enamorados, entrelazados.

Presencia, labor vinculada, señorial.

Cuatro unidos por sus componentes. Resultado: uno (unidad), primigenio principio (inicio): dioses que dejan entrever, ancestros de la humanidad, faltas redimidas, desequilibrios presentes, amores, tiempo desfallecido, trazos redimidos.

Profundo, íntimo, personal que flota por encima de una plétora de emociones.

Cuatro cuadrados geométricos, símbolo esotérico derivado de un simple punto. Piedra sucia, deriva, piedra limpia, esplendida cristalización, finalmente cuatro. Encendido alquímico gozador de todos los males.

Contradicciones.

Unidades, origen primario.

Adán era hermafrodita, a pesar de su malinterpretación bíblica, tenemos que agradecer a Eva (cuando coge la manzana) su contribución. Fue alma, transmisión y conocimiento para la humanidad, hasta entonces completamente sometida a los designios divinos.

Se la atribuido erróneamente el sentido de culpabilidades.

Sinfonía cromática, refinada montura, oscura negror, luminosidad del alba, blancor invadida, temblor de las estrellas.

El espiritista del s. XIX, el Dr. Osense, usaba el pseudónimo de Papus, distinguía entre las cifras de carácter puramente material: albaranes, letras de cambio, números de traspaso; y cifras de carácter espiritual.

Desvelada interioridad, acompañada de la plenitud de la magnificencia plástica.

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.