Francisco Guerra nos muestra su visión urbana en Eurostars Plaza Acueducto 4*


Francisco Guerra nos muestra en el hotel Eurostars Plaza Acueducto 4* de Segovia 29 obras de temática urbana con gran énfasis en la arquitectura. Las obras suponen un reflejo de la vida y del gusto del artista. La mayoría son de la Mancha y de Cuenca, su lugar de origen. El resto de Madrid, Nueva York, Barcelona y Bilbao, ciudades que admira enormemente. También hay alguna referencia a Segovia, ciudad en la que pasa la mayor parte del tiempo en la actualidad. No podía faltar alguna obra realizada en un certamen de pintura rápida. La que se expone aquí pertenece a Perales de Tajuña (Madrid), municipio en el que ha sido reconocido con el primer premio en dos ocasiones.

En su faceta como pintor, Francisco Guerra utiliza desde técnicas secas (carboncillo, lápiz, rotuladores…) hasta técnicas al agua (acrílico y acuarela). Trabaja por encargo con acrílico realizando retratos, cuadros de cualquier formato y murales tanto en lugares públicos como privados. Pero cuando se trata de crear su propia obra, desde hace casi diez años ha optado por la acuarela. Su fascinación por esta técnica le viene desde que comenzó a salir a certámenes de pintura al aire libre, y tras contemplar su versatilidad y posibilidades que le sacan algunos amigos suyos ilustradores en sus trabajos.

Eso le hizo ver que no era una técnica naif como pensaba hasta el momento. Desde entonces, ha intentado desarrollar su obra con una visión onírica pero sin apartarse del realismo, por lo que mezcla su uso tradicional con otros efectos producidos por los enmascaradores y diversos materiales auxiliares como rotuladores o grafito entre otros, además de la búsqueda de unas paletas de color e intensidad de tonalidades para nada azarosos.

El artista nos cuenta que se inició en el mundo del arte a temprana edad, como muchos niños, pero en su caso ya destacaba entre los demás. Sin embargo no fue hasta la adolescencia cuando empezó a interesarse plenamente en aprender a dibujar todo lo que podía del natural y ya desde entonces no ha dejado de evolucionar y tocar diferentes campos del arte.

Ante la pregunta de qué le gustaría transmitir con su obra, nos comenta que jamás piensa en eso, ya que entonces condicionaría su obra. Aunque acostumbra a pintar temas reales, como ciudades, pueblos, retratos, siempre intenta ser él mismo. Los espectadores de sus obras, igual que él tiene una manera de ver y hacer, también tienen un lenguaje propio que hace que a cada uno le transmita algo único. Y precisamente eso es una de las cosas que tanto fascinan a Francisco Guerra del arte.

Parte de su obra se encuentra en diferentes países en colecciones privadas: España, Francia, República Checa, Perú y Alemania. También en instituciones públicas como Caja Segovia, Diputación provincial de Cuenca, Alcázar de Toledo, etc. Cuenta con una treintena de premios y galardones de concursos de pintura por toda la geografía española.

Francisco Guerra