Alicia Moneva: “Mis fotografías hablan del ser humano”


La artista Alicia Moneva inaugura este jueves 3 de mayo la exposición Esenciales en el hotel Eurostars Central 4* de Madrid. Se trata de una retrospectiva de su obra, que estudia el ser humano y la construcción de la identidad. La muestra, comisariada por Bárbara Mur, reúne una selección de sus fotografías en pequeño formato, y se podrá visitar hasta el 28 de junio de 2018.

Alicia Moneva ha recibido reconocimientos por su trabajo de instituciones como los WPGA Annual Pollux Awards, y ha participado en diversas exposiciones y ferias internacionales de arte. La próxima será del 11 al 13 de mayo, coincidiendo con Esenciales, y tendrá lugar en el 212 International Photography Festival de Estambul.

Hablamos con ella para conocer su visión del arte y sus proyectos:

Alicia MonevaComenzó su carrera artística en la pintura. ¿En qué momento la fotografía pasó de ser un medio a convertirse en un fin?

La fotografía era en principio un útil de trabajo, una herramienta más para mi recolección de datos, me ayudaba a pintar todo lo que no tenía forma de hacerlo al natural. No fue hasta el 2002 cuando adquirió una importancia relevante. Inicialmente, mi interés se centró casi exclusivamente en el retrato, fotografía en estudio, analógica, blanco y negro. En las sesiones siempre había un instante mágico, el retratado miraba desde dentro, como si mostrase su alma.

 ¿Qué valores le aporta la fotografía a la hora de plasmar sus ideas en obras?

 Me aporta poder crear obras más conceptuales. Con la fotografía incorporé la figura humana, de esta forma, construir relatos a través de la suma de muchas fotografías en una sola, matrices que intentan mostrar tiempo y espacio en un mismo instante.

 Su formación abarca ramas como la biología, la arquitectura, la filosofía o la psicología. ¿Cómo han contribuido a enriquecer su creatividad conocimientos tan diversos?

Todo el conocimiento suma y enriquece el proceso creativo. Estudié Ciencias Biológicas en la Universidad Complutense de Madrid. Cuando terminé, estuve trabajando en distintos estudios de arquitectura. Este periodo fue muy importante en mi vida, dejando una profunda huella en mi forma de entender y apreciar tanto el arte como la vida.

Más tarde, y en la creencia de que no hay mejor secreto para la felicidad y la juventud que seguir aprendiendo, empecé la carrera de Psicología, aunque nunca la terminé. Mi interés se había centrado en la Filosofía. Fui a clases de oyente, sin cursar los estudios académicos. A raíz de esta experiencia, organicé tertulias filosóficas en mi estudio, con el catedrático Quintín Racionero. Elaboramos una serie de conferencias sobre filosofía griega y medieval. Quedando editadas en dos audio-libros y registradas en la web que lleva su nombre (www.quintinracionero.com).

¿Cuál es el leitmotiv de su trabajo?

 Cuando comencé con la fotografía como medio de expresión artística, mi interés se centró en la identidad del sujeto, en cómo se construye a lo largo de la vida. Todas las series giran en torno al concepto de lo humano, como parte de una identidad colectiva o individual.

 ¿Qué obras ha seleccionado para la exposición Esenciales en el hotel Eurostars Central 4*?

Una selección de las fotografías más significativas de todas las series fotográficas desde mis comienzos hasta ahora.

 ¿Cómo es el proceso para alcanzar estos resultados?

El proceso empieza con una idea que va tomando forma. Suelo tener una libreta a mano para anotar ideas y esbozar posibilidades. Luego hay un periodo de preparación de la sesión, reuniendo los elementos necesarios. En las fotografías, mis modelos son amigos, familia y gente conocida, me resulta más cómodo, ya que muchas de las fotos tienen un punto de intimidad. Después de las tomas hay un proceso largo de mezcla y postproducción fotográfica.

El acabado final termina con la producción de la obra. Desde que empecé siempre he trabajado con el laboratorio digital ‘ImagenDecor’, me aportan la calidad y confianza necesaria, para que el resultado final sea perfecto.

 ¿Qué sensaciones le gustaría transmitir al público de la exposición?

 La idea y el concepto de la exposición ha corrido a cargo de la comisaría Bárbara Mur.

“Esenciales”, es un conjunto de obras producidas a un tamaño menor y series más extensas, de forma que puedan ser asequibles a todo el mundo. Nos gustaría transmitir la idea del arte como concepto no exclusivo y elitista, y asociarlo más a la sensibilidad del espectador.

 A lo largo de su carrera has expuesto en Roma, París, Buenos Aires, Miami… Del 11 al 13 de mayo, lo hará también en el 212 International Photography Festival de Estambul. ¿Cómo afronta su primera muestra en Asia?

Con mucha ilusión y como un desafío. La preparación de la exposición está marchando muy bien, son gente sensible, amable y muy profesional.

¿Cómo interpretan su obra los espectadores de países con culturas tan diferentes?

Creo que el lenguaje artístico es universal. Mis fotografías hablan siempre del ser humano, de cuestiones que nos atañen a todos. Plantean preguntas generales en torno al individuo, y eso las hace más universalizables.

 En el 212 International Photography Festival también será miembro del jurado del premio que organizan. ¿Qué aspectos tendrá en cuenta para valorar las fotografías?

La calidad de todas las fotografías que se presenten se da por supuesta.

La coherencia y sensibilidad son factores importantes. También la forma de transmitir la idea de fondo será esencial.

Ha ganado, entre otros, los American Aperture Awards (AX3) y varias ediciones de la World Photography Gala Awards. ¿Qué te aportan estos reconocimientos y cuál es el que más valora?

Quizá cuando llega el primer premio o la primera selección en un concurso, te hace muchísima ilusión. También lo entiendes como una especie de eco, sabes que no estás solo metido en tu trabajo, alguien lo ha visto, le ha gustado y lo ha valorado.

Todos los reconocimientos en tu trabajo son buenos, porque te animan y dan fuerzas para continuar.

 ¿Le gustaría decir alguna cosa más?

A mi entender, una parte del sentido de ‘ser’, está en la percepción del tiempo, de la vida como algo temporal. La importancia del buen arte reside en su carácter atemporal, en su lenguaje universal, que nos abre un mundo de posibilidad y entendimiento. Por este motivo son tan importantes las iniciativas como las del Proyecto Expositivo de Eurostars Hotels.

Alicia Moneva

Dejar un comentario