Ricardo Gómez: “Rothko era un tipo con una personalidad aplastante”


Aunque todos le recordamos como sobrino de Juan Echanove en Cuéntame cómo pasó, Ricardo Gómez se ha emancipado de la familia Alcántara y ahora ejerce de ayudante del pintor Mark Rothko, interpretado por el propio Echanove. La obra se llama Rojo, como el color por el que suspiraba el artista que abanderó el Expresionismo Abstracto. Ante el cargo de pintar una serie de murales para decorar el restaurante Four Seasons de Nueva York, Mark Rothko se enfrenta a un dilema ético y al miedo de sucumbir al Pop Art, el movimiento que despuntaba a mediados del siglo XX en Estados Unidos.

Ricardo Gómez y Juan EchanoveSu joven ayudante Ken (Ricardo Gómez) ejerce de alumno y sparring de este genio tormentoso. Aprovechando la estancia de ambos actores en el hotel Eurostars Ciudad de La Coruña 4* con motivo de la gira, le preguntamos a Ricardo Gómez sobre esta obra escrita por el guionista John Logan y dirigida por Echanove.

Rojo está ambientada en una época tormentosa de la vida de Mark Rothko, en la que teme que el Pop Art acabe con su carrera. ¿Cómo describirías al artista?

Rothko es uno de los artistas expresionistas más importantes del siglo XX. Estudiándolo un poco a través del texto de Logan que manejamos, era un tipo con una personalidad aplastante. Sus ideales sobre cómo debe ser un artista y cómo se debe vivir en torno al arte son tan extremos, que en el momento en que alguien le contrapone otro tipo de verdad, el choque es monumental.

¿Cuál es la actitud de Ken, tu personaje, ante la ira de Rothko?

Sucede como en la vida, empieza con un respeto absoluto por él, sin atreverse a cuestionarle nada. Con el paso del tiempo se va viendo más capacitado para preguntarle, proponerle, cuestionarle y finalmente atacarle.

¿Cómo refleja la obra la brecha generacional entre los dos personajes?

Un artista enmarcado en el Expresionismo Abstracto de mitad del siglo XX, que se vanagloria de haber acabado con el cubismo y el surrealismo previo; y cómo se niega a que los artistas más jóvenes del Pop Art le quiten su sitio. A nivel artístico es muy claro está muy clara la brecha generacional. Lo permisivo que es Ken a abrir nuevas ideas frente a lo hermético que es Rothko.

¿Qué ha aprendido de Ken?

Para empezar, un conocimiento sobre la pintura del siglo XX tremendo. También me ha permitido abrir la cabeza, pensar acerca del relevo de generacional, cómo entiendo que es el momento de mi generación y que nos toca crear nuestro propio mundo respetando lo anterior.

En España, ¿cree que su generación está marcando algún cambio a nivel teatral?

Yo creo que cada vez tenemos la vista más puesta en Europa y el mundo. Mi generación se viene fijando en referentes de un nivel tremendo y eso se nota en las nuevas maneras de ver y contar. Intentamos crear un estilo que no es nuevo, pero sí experimentamos con nuevas ideas.

"Rojo"

En esta obra trabajas con Juan Echanove, a quien conoce desde hace 16 años y con quien coincidió en Cuéntame cómo pasó. ¿Qué significa para usted que le dirija y compartir escenario con él?

Para mí trabajar con Juan es un privilegio, es uno de los mejores actores de este país. En el teatro no puedo más que aprender y aprender de él. Es un tipo con una visión excelente acerca de lo que sucede en un escenario y fuera de él. Lo bueno que tiene el teatro es que se nutre de la vida, y de eso Juan sabe un rato. Es un gusto trabajar para alguien tan vitalista como Juan.

 

A continuación podéis consultar los próximos destinos de la obra Rojo:

"Rojo"

 

Por: Elena Jorreto

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.