Descubrimos la obra del artista vietnamita Trần Trọng Vũ


Trần Trọng Vũ es un artista vietnamita nacido en 1964 en Hanoi. Hijo del poeta Trần Dần, se graduó en la Escuela de Bellas Artes de Hanoi y en la École Nationale des Beaux-Arts de París. Premiado con el Pollock-Krasner Grant, Trần Trọng Vũ ha realizado exposiciones individuales y colectivas en: ASU Art Museum (Arizona), Singapore Art Museum (Singapur), Stenersen Museum (Oslo), Galerie Mirchadani & Steinruecke (Bombay), Islip Art Museum (Nueva York), Museum für Lackkunst (Münster), Museo de Arte Moderno de París (París) y Tropen Museim (Amsterdam), entre otras.

El artista nos ha concedido una entrevista en la que descubre su arte visual e interactivo, con obras como las instalaciones que presentó en la Bienal de Singapur de 2017, dedicada a la infancia.

¿Cómo se le ocurrió esta nueva idea de mezclar realidad, sueños, adultos, niños, placer visual y poemas ocultos en su proyecto reciente?

“Todos los adultos alguna vez fueron niños… pero solo unos pocos lo recuerdan” (El Principito – Antoine de Saint Exupéry). Quería crear una escena con diálogos entre dos mundos, el de los adultos y el de los niños. Luego pensé en mi infancia, en imágenes, palabras y en la tradición asiática, según la cual las personas cuelgan sus deseos en un árbol, en la calle… y se cumplen. También pensé en botellas arrojadas al mar.

Una obra de arte, en mi opinión, puede esconder varias sorpresas. Cada espectador descubre el trabajo a su manera. Mi intención era darle a mi trabajo una estructura visual que ocultara las otras historias en su interior, ya que cuando abrimos una caja encontramos otra caja, luego otra… pero no se parecen entre sí. Quería que mi nueva instalación fuera un lugar donde los niños puedan soñar con palabras e inventar las palabras. Me gustaría que miren mi trabajo no solo como un juego visual bonito, sino para compartir mi visión del mundo y su complejidad.

Así que junté elementos contradictorios, como la realidad y el sueño. La exposición comienza con una entrada completamente azul, y continúa con una vegetación azul, en el que se ocultan sueños de muchos niños escritos dentro de flores. A través de estos medios de expresión, imágenes y palabras, quiero presentar las múltiples posibilidades y dimensiones de la realidad.

Trần Trọng Vũ¿Considera que este proyecto es un comienzo o continuación de un “Manifiesto azul” o “Manifiesto coloreado”? Si es así, ¿cómo se diferencia del manifiesto surrealista de André Breton?

Hace 25 años escribí un texto sobre el azul, el primer trabajo para este hermoso y también psicológico color. Diez años después hice una instalación llamada “Memoria azul con hojas de plástico transparente”. Recientemente, para un trabajo basado en la escritura, también escribí sobre un cielo azul que falta en mi ciudad natal. Así que “Blue Manifesto” es una continuación y una obsesión, pero el azul esta vez es más radical y complejo. Radical porque el azul se presenta como una realidad y no del pasado, y complejo porque la realidad se mezcla con el sueño y lo irreal.

No creo que podamos dividir la realidad, el sueño o el surrealismo dibujando sus fronteras con una tiza. La realidad se conoce como lo que realmente existe, pero no siempre es racional, hay fenómenos absurdos, increíbles e inexplicables. El surrealismo cambia su orden para crear “otro lugar”. Si la realidad es la circunstancia real en la que el hombre conduce su existencia, el sueño es virtual y concierne al hombre que sueña. En cualquier caso, mi objetivo es contar el mundo en el que vivo tal como lo siento.

Su trabajo “Palabras que no se hablaron”, cuenta una “historia” sobre una idea “falsa”. ¿Cómo relaciona esta idea y el arte con el mundo actual?

Para este trabajo hice un gran paisaje de flores de plástico. En los pétalos de flores había 300 mensajes que un anónimo me envió. Son historias personales que nunca se cuentan en público. Los visitantes de la exposición abren las flores para leer los secretos de las incógnitas, también pueden dejar sus mensajes en estas flores si así lo desean. Por lo tanto, detrás de la apariencia artificial está la sinceridad, y en la felicidad hay tristeza.

La vida está hecha por esta mezcla compleja. Solo copio la realidad en la que vivo, con todos sus absurdos, sus posibilidades e imposibilidades. No sé si este trabajo le da vida a algo, pero durante su preparación recibí muchos mensajes de personas. Mi trabajo parece frívolo por el material plástico, los colores fauvistas y las formas ligeras de los vegetales, pero contiene muchos secretos que pesan mucho. En este sentido, creo que puedo forjar un testimonio de la condición humana.

“Solo copio la realidad en la que vivo, con todos sus absurdos, sus posibilidades e imposibilidades”

“Sujeto u objeto” realizado en 2010, es una instalación transparente de láminas de plástico. ¿Es posible que un sujeto se convierta en objeto y sujeto al mismo tiempo?

“Sujeto u Objeto” es una instalación de imágenes pintadas en láminas de plástico transparentes, que presenta 22 personajes que se fotografían entre sí. El plástico transparente es el material con el que he estado trabajando durante 20 años. Me ayuda a insertar la imagen en el espacio y liberarla mis pinturas de sus marcos y sus dos dimensiones. Gracias a este material creo pinturas tridimensionales como escenas teatrales en las que los visitantes pueden participar.

A través de este trabajo me gustaría tener una visión irónica sobre los cursos de teoría marxista-leninista en la escuela en Vietnam cuando era estudiante. Estas son las lecciones de la relación entre el Sujeto y el Objeto y el Sujeto es siempre el que decide el mundo. Acerco esta filosofía a la fotografía porque ambas comparten los mismos términos de “Sujeto y Objeto” para referirse a la relación humana en ciertas sociedades donde las personas se controlan y se manejan entre sí.

¿Qué artistas han influenciado su obra?

La lista de artistas a quienes les debo mi arte es tan larga como los años que he pasado. Si los comienzos de Chagall en Vitebsk me llevaron a su mundo maravilloso sin gravedad cuando aprendí a hacer mis primeros dibujos, sus pinturas después del éxito caen en el camino fácil y ya no atraen mi atención. Amo a Van Gogh y su vida como un gran libro para leer. También disfruté de Picasso hasta que Bacon me fascinó por completo con su poder y gravedad, que nada en este mundo puede apaciguar. Pasan los años, lo que queda en mí ya no es un artista, un fotógrafo o un camarógrafo, sino un libro bastante pequeño, que se abre a la inmensidad: El principito, de Antoine de Saint Exupéry.

Francisco Lacerda
Francisco Lacerda
Artista y crítico cultural |

Francisco Lacerda es un crítico de arte independiente portugués, comisario y artista. Ha comisariado más de 50 exposiciones en museos, galerías de arte, centros culturales, hoteles de lujo y espacios independientes. La mayoría de ellos en Portugal, España, Reino Unido y Qatar. Francisco Lacerda es miembro de GIA Alumni Portugal y Reino Unido, tiene experiencia en negocios de arte y derecho internacional (SIA - Sotheby´s Institute of Art, Londres), Study of Color (SNBA - Sociedade Nacional de Belas Artes, Lisboa), Gems and Diamonds (GIA - Gemmological Institute of America, Londres) y Gestión (ISG - Instituto Superior de Gestión, Lisboa). Colabora como corresponsal cultural del blog Eurostars Cooltura con entrevistas a personalidades del mundo de la cultura desde 2018.