Canco Rodríguez: “Soy un disfrutón de los hoteles”

0

Canco Rodríguez es un actor todoterreno. Aunque muchos le siguen conociendo como ‘El Barajas’ por su papel en la serie Aída, desde entonces el intérprete malagueño ha sido finalista del programa ‘Tu cara me suena’, ha ejercido de maestro de ceremonias en los espectáculos ‘The Hole ‘2 y ‘The Hole Zero’, y participado en la exitosa obra teatral El Jurado. Ahora se prepara para cumplir un sueño el 9 de agosto, con el estreno de La comedia de las mentiras en el Festival de Teatro Clásico de Mérida. Lo entrevistamos en el Hotel Eurostars Central 4* para que nos cuente sus próximos planes.

Canco Rodríguez en el Hotel Eurostars Central 4*¿Qué se siente días antes de debutar en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida?

Estamos muy ansiosos de que llegue el día 9 y estrenar. Es la primera vez que voy al Festival como actor y es un sueño cumplido. Hay compañías muy potentes, y poder acceder es todo un lujo. Ensayaremos hasta el día 8. En teatro siempre hay cosas que mejorar, incluso después de los estrenos.

 

Háblanos de La comedia de las mentiras. ¿Cuál es tu papel?

Es una obra muy coral, una comedia que me recuerda mucho al estilo de Billy Wilder o al clásico vodevil. La comedia de las mentiras habla de cuánto hay de verdad en las verdades y cuánto de mentira en las mentiras, porque la verdad siempre está prejuzgada por quien la oye. Las grandes mentiras se acaban convirtiendo en verdades. A partir de ahí se construye una comedia familiar. El personaje central es el de Pepón Nieto, que sabe todas las verdades y todas las mentiras, como el público, que ve la ignorancia de unos y otros. Mi personaje se llama Tíndaro y soy el novio de Hipólita, el personaje que interpreta Angy. Es un personaje un poco pusilánime, un corderito en una manada de lobos [risas].

Angy Fernández y tú fuisteis compañeros en el programa ‘Tu cara me suena 6’. ¿Qué te ha aportado la experiencia como actor?

‘Tu cara me suena’ ha reforzado aprendizajes que he ido haciendo en mi vida, y sorprenderme he descubierto que mi cuerpo responde mejor de lo que esperaba. Me ha dado mucha confianza para papeles como el que llevo a Mérida, donde tengo un solo cantando, tengo que bailar, etc. El programa ha hecho que coja confianza para aceptar estos retos.

 “La comedia de las mentiras habla de cuánto hay de verdad en las verdades”

También has sido miembro de El Jurado, compartiendo elenco con Pepón Nieto y Fran Perea, entre otros actores. ¿Qué tal fue la experiencia?

Fue maravillosa, de hecho posiblemente fue la puerta a La comedia de las mentiras, porque trabajé con Pepón, que es parte de la producción de La comedia de las mentiras. El Jurado fue una experiencia maravillosa, primero porque trabajé con mi director preferido, Andrés Lima, que lo es desde hace muchos años. Soy fan suyo, de su trabajo y de él como persona.

Y encima me encontré con nueve actores en escena que hicimos una familia. Empatizamos de forma maravillosa tanto dentro como fuera del escenario. Hemos trabajado a conciencia sobre la corrupción, un tema que no quisimos tomar a broma a pesar de que hay situaciones cómicas. Cerramos en mayo la gira después de año y pico con la sensación de que aguantaríamos otro año más. Todos tenemos muy buen recuerdo porque llenamos el 90 % de los teatros, y eso hoy en día eso es todo un éxito.

¿Se puede decir que últimamente vives en hoteles?

Antiguamente se iba menos a los hoteles, se iba por un viaje especial o porque eras un gran empresario… [risas]. Pero hoy en día es accesible a todo el mundo, con precios muy baratos e intermediarios que te buscan las mejores ofertas, etc. Yo soy un disfrutón de los hoteles, últimamente vivo más en los hoteles que en mi casa.

“Hay cadenas en las que todos los hoteles son exactamente iguales, y luego está Eurostars”

¿Qué detalles te gusta encontrar durante tu estancia?

Cuando vas a una ciudad que no conoces estás en un entorno desconocido, y esa habitación debe hacerte sentir como en casa, con las mismas comodidades, para que no te sientas un extraño. ¿Cómo ocurre esto? Pues desde que llegas al hotel todo el mundo te sonríe, la persona que trabaja en el hotel debe desear tu felicidad. La habitación está limpia y tiene de todo, yo muchas veces incluso me llevo un par de cosas mías de casa que no son para nada necesarias en el viaje.

Los hoteles de alguna forma cumplen sueños, es decir, te obligan a que te relajes. Hay hoteles que te dejan en tu habitación tu maquinita de café o té. Hay gente que no toma té nunca en su casa, pero cuando llega a la habitación del hotel se toma uno. Hay hoteles que te dejan sales de baño en la habitación, te ofrecen un paso más, que descanses y que hagas lo que no haces en tu día a día; y lo hacen con detalles. A mí me encanta, por ejemplo, que la habitación esté fresquita, porque llegas acalorado, cargando kilos de maleta, y llegar a la habitación y que esté fresquita te da la sensación de que ya estás descansando.

¿Cómo fue tu estancia en el Hotel Eurostars Angli 4*?

Estuvimos súper a gusto. Se agradece cuando hay un trato muy agradable, y encima la gente es discreta. Te conocen por tu trabajo, pero te hacen sentir que allí vas a estar tranquilo. Además, el Angli es un hotel muy moderno, como los coches eléctricos [risas]. A mí se me apagaba la televisión y me resetearon la habitación. ¡Esto es el futuro!

De los hoteles Eurostars donde has estado, ¿cuál te ha gustado más?

El de Santander [Eurostars Hotel Real 5*GL] es como estar en Downtown Abbey, la serie de televisión. Es súper clásico y mágico, te sientes como un aristócrata del siglo XIX. Luego te vas al Eurostars Angli de Barcelona y es todo lo contrario, moderno. Cada uno tiene algo especial. Hay cadenas en las que todos los hoteles son exactamente iguales porque hay gente que busca eso para ir sobre seguro; y luego está Eurostars, que te da siempre un alto nivel pero los hoteles son diferentes en función de la ciudad donde están, se mimetizan con la ciudad.

Canco Rodríguez en el Hotel Eurostars Angli 4*

Share.

About Author

Comments are closed.