Berna González Harbour: “La novela negra está sobrevalorada”

0

Berna González Harbour habló ayer de novela negra en el hotel Eurostars Casa de La Lírica 4* de Madrid. La escritora santanderina, duodécima invitada de las catas literarias Wine & Books, conversó con Juan Carlos Galindo, compañero suyo en el diario El País y autor del blog Elemental. Ambos comentaron los detalles de Las lágrimas de Claire Jones (Destino), la última obra de González Harbour, que defendió que “la novela negra está sobrevalorada por la autocomplacencia de muchos autores”.

Para saber más acerca de Las lágrimas de Claire Jones, os invitamos a leer a continuación la entrevista que nos ha concedido Berna González Harbour.

Berna González Harbour, Eurostars Hotels¿Cómo surgió la idea de dedicar el trasfondo histórico de Las lágrimas de Claire Jones a los cuáqueros ingleses, que ayudaron a los refugiados españoles durante la posguerra?

El tema de los cuáqueros surgió en un viaje en Coillure, en Francia, la zona por donde huyeron miles de republicanos, incluido Antonio Machado. Estaba leyendo un libro sobre el tema de Ramón Gaya, un pintor murciano, en el que cuenta cómo unas damas cuáqueras le ayudaron a huir a México.

Yo no conocía esa historia de los cuáqueros, empecé a buscar información y vi que habían hecho una enorme labor de ayuda a las víctimas republicanas en la guerra, tanto en España como en el sur de Francia, y me cuadró bien con mi historia, que es una historia de silencios, de amor en silencio. Los cuáqueros también ayudan en silencio y sin proselitismo. Me pareció un homenaje bonito.

Tanto Claire Jones como tú tenéis madre inglesa, y el cementerio protestante de Santander tiene mucha importancia en el libro. ¿A qué se debe tanta presencia británica en la ciudad?

Históricamente, por un lado ha habido las intervenciones de tropas británicas para luchar contra Napoleón, la Triple Alianza más tarde… Siempre han tenido bases en el norte de España, y en Santander hay restos como un monolito a los caídos británicos en el cementerio protestante. Además, por cercanía, ha habido ingenieros de minas, ingenieros ferroviarios, etc. Así surge la necesidad de un cementerio protestante, y se hace a mediados del XIX. Hoy es un lugar entrañable.

La protagonista de la novela, la comisaria Ruiz, es junto a su equipo la única policía íntegra de la historia. ¿Por qué se ha deteriorado tanto la imagen de las fuerzas de seguridad?

Hay un jefe superior que tiene un historial de torturas, y fue muy curioso cómo al acabar la novela surgió una noticia en Cantabria de que el gobierno nombró a un jefe superior de policía que había sido indultado por Aznar por delitos de tortura. Es increíble, a veces la historia confirma las novelas. Hay historias que preferiríamos que no existieran.

El periodismo también ha perdido valores, como demuestra la relación del reportero Luna con sus compañeros de redacción. ¿Es un problema generacional?

Lo que pasa es que la antigua generación, la que representaba Luna, estaba acostumbrada a sumergirse en el entorno de sus fuentes y no tenía ninguna prisa para contar la noticia. Ahora vivimos completamente apresurados por la necesidad de contarlo cuanto antes por la presión de internet y de la audiencia. Hay un peligro de que se valoren más las noticias que más pinchazos tienen que las más importantes. De todas formas, la novela es una exageración de la realidad, la gente que de verdad quiere información busca buenas fuentes de referencia.

En tus novelas anteriores has mostrado el perfil más negro de la policía, las empresas y el periodismo. ¿Qué más temas te gustaría retratar?

Uf, tengo muchas ideas en la cabeza. Posiblemente la próxima novela irá sobre la imposibilidad de abrirse paso si eres un outsider. España ha recuperado lo peor de su pasado, en el sentido de quien viene del establishment logra un futuro de posibilidades, y quien es un outsider no.

“Mi próxima novela irá sobre la imposibilidad de abrirse paso si eres un outsider

Verano en rojo, Margen de error y Las lágrimas de Claire Jones estaban ambientadas en Santander. ¿También lo estará la próxima?

No, va a ser plenamente madrileña.

Como periodista especializada en literatura, ¿qué diagnóstico hace de la novela negra en España?

Ahora mismo, sobrevalorada, porque creo que estamos perdiendo un poco los papeles. Se ha inyectado buena literatura, pero yo creo que se está sobrevalorando excesivamente.

¿Por qué las mujeres continúan siendo tan poco visibles en el panorama literario?

Se está perdiendo la mitad del relato. Lo que tiene que pasar es que se jubile una generación de hombres que solo ve hombres, y que vayan subiendo para arriba no necesariamente mujeres, sino hombres y mujeres que van asumiendo la igualdad en el terreno cotidiano.

Berna González Harbour, Wine & Books

Share.

About Author

Leave A Reply